Invictus- energía para el nuevo año

A punto de comenzar las celebraciones Navideñas, esas que nos agradan, nos asustan, nos alegran y/o nos entristecen por los recuerdos, las ausencias, las nuevas ilusiones, en vísperas de los nuevos propósitos para el año que comenzará en breve,  queremos compartir con todos vosotros este poema. Conocido a través de Nelson Mandela, os animamos a meditar sobre él, a considerar lo efímero de las situaciones difíciles, a tomar conciencia de que a pesar de todo, es nuestra alma, nuestra identidad, nuestras creencias y nuestros valores los que dan valor y sentido a nuestra vida. Independientemente de las circunstancias externas, de los comportamientos de los demás, sobre los que no tenemos capacidad de actuación, o muy poca, de manera habitual.

invictus- vision y coachingOs invitamos a dar energía, confianza, fortaleza a vuestra alma, a vuestra esencia, sea cual sea vuestro concepto de la misma. A afrontar estas fiestas desde la confianza y la serenidad. Desde la paz y la alegría serena. Os invitamos a que vuestros próximos objetivos, vuestros retos estén alineados con vuestros sueños más profundos, con vuestra identidad, con lo que verdaderamente sois….independientemente de los condicionantes externos.

 

Sabiendo desde lo más profundo, a veces ni de manera consciente, que eres capaz de todo, a pesar del cansancio, de los obstáculos, de las pérdidas, de los caminos recorridos que parecen no llevar a ningún sitio. Porque cada paso, forma parte del aprendizaje para poder saber que quieres y cómo conseguirlo. Porque cada uno de nosotros somos nuestro propio líder, nuestro propio capitán, el responsable o la responsable de lo que hacemos, decimos, pensamos y sentimos. Y de ahí podemos extraer nuestra fuerza, nuestro empuje, nuestra energía.

 

“En la noche que me envuelve,

negra como un pozo insondable

doy gracias al Dios que fuere

por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias

no he gemido, ni he llorado.

Ante las puñaladas del azar,

si bien he sangrado, jamás me he postrado

Más allá de este lugar de ira y llantos

acecha la oscuridad con su horror.

No obstante, la amenaza de los años me halla,

y me hallará, sin temor.

Ya no importa cuan recto haya sido el camino,

ni cuantos castigos lleve a la espalda,

Soy el amo de mi destino, soy el capitan de mi alma.”

Willian Ernts Henley

Deja un comentario