José Manuel V. 
Jefe de Planta. 42 años.
 
Nunca me había planteado el hacer Coaching. El ofreciemiento me llego a través de un compañero que tiene un amigo Coach. Estábamos atravesando un momento difícil en la empresa, con reestructuraciones importantes de plantilla y trabajo y existían muchas tensiones en el ambiente. Sin darme cuenta las había estado trasladando a mi entorno personal.
Por mi formación técnica y mi entorno familiar no estaba acostumbrado a considerar temas emocionales, de comunicación o a expresar lo que quería y sentía. Aún ahora, me resulta difícil explicar en qué me ayudó a cambiar.
En primer lugar, creo que me ayudó a saber quién era más allá de José Manuel,Ingeniero, hijo, hermano mayor, esposo, padre, profesional de relativo éxito……..y con ello quiero decir que aprendí a identificar mis valores, mis creencias y el porqué de mis comportamientos.
En segundo lugar, aprendía a identificar mejor mis emociones. De hecho, creo que aprendí directamente a identificarlas y a ponerlas a mi favor. Y a reconocerlas en los demás. Fué la parte más dura, pero la más gratificante, al menos para mi.
Ello me llevó a mejorar mucho los procesos de comunicación en mi empresa, tanto con mis subordinados, compañeros como con mis superiores. Mis relaciones dejaron de ser competitivas para centrarme en la consecución de un objetivo que beneficiara al grueso de la empresa, no sólo a mi o a aquellos de quienes era responsable.
Y conseguí identificar algunos de mis objetivos, personales y profesionales, establecer un plan de acción y llevarlo a cabo. El más importante fue aprender a gestionar el tiempo. Ha sido un descubrimiento, ahora dispongo de más tiempo útil para mi, para mi famillia y aunque pueda parecer extraño para mmi empresa, porque mi eficiencia en el trabajo ha aumentado considerablemente. A fecha de hoy considero que en todos mis entornos hay más armonía.
   
María José G.
Jefe de Equipo Comercial. Seguros. 36 años
 
He realizado varios talleres de inteligencia emocional. Los resultados han sido increíbles. Los puntos de vista entre sonocidos y sorprendentes. Pero sobre todo, me han permitido reconciliarme conmigo misma y con mi entorno, superando resentimientos  y aceptando mi propia responsabilidad. Las técnicas aprendidas, fáciles de poner en práctica en mi entorno profesional y laboral,me han permitido el crear relaciones más armoniosas y efectivas.
Es verdad que he tenido que decidir a quien permito o no estar en mi vida, y los tipos de relaciones que establezco.
En mi entorno profesional, el resultado ha sido una mejora sustancial de la comunicación con mi equipo y con mis superiores, así como con el resto de jefes de equipo.
   
Juan P.
Administrativo. 29 años
 
Realicé los talleres de Coaching e Inteligencia Emocional tras varios meses en el paro. A pesar de mi experiencia comercial no encontraba trabajo y estaba cada vez más agobiado e inseguro.
He aprendido que sin tener en cuenta las emociones nunca voy a conseguir los resultados deseados, ahora soy capaz de identificar las mías y las de los demás, y a gestionarlas. Además, los talleres y sesiones de coaching realizadas, me han permitido establecer prioridades en mis objetivos y planes de acción. Debo reconocer que siguiendo las pautas que establecía con mi Coach, me estoy formando en aquello que más me interesaba y estoy  trabajando como administrativo en una empresa en la que espero poder realizar el trabajo para el que me estoy preparando, y en el que ya colaboro parte de mi jornada.
   
Isabel M.
Profesora Bachillerato. 36 años
 
He realizado los talleres de Inteligencia Emocional, asistido a algunos de los Talleres y posteriormente realizado un proceso de Coaching. Resaltaría la impresión que me supuso el primer nivel de Inteligencia Emocional, por lo que removió, no pensaba que realmente se pudiera poner a una persona tan del revés y la toma de conciencia tan fuerte que supuso.
Me ha servido para mejorar a nivel personal, para sanar relaciones digamos “tóxicas”, incluidas las relaciones conmigo misma y para tomar decisiones personales importantes, que no coincidieron con las que quería confirmar al realizar los cursos y las sesiones.
Además, el conjunto ha repercutido mucho en la relación con mis alumnos y compañeros a nivel laboral, y creo que puedo aportar algo más en la educación de mis alumnos, más allá de los conocimientos teóricos.